top of page
  • Foto del escritorIsadora Raddatz Tonetto

La correcta eliminación de los residuos sólidos depende de nuestra colaboración


Autora: Isadora Raddatz Tonetto

Traducción de Eduardo Camargo Olyntho de Arruda



Cada año las catástrofes medioambientales son más recurrentes, los daños causados por la contaminación y la insostenibilidad de los sistemas de producción y consumo se propagan rápidamente, siempre se recurre a acciones paliativas, pero la puesta en marcha de acciones preventivas es fundamental para evitar que estos ciclos de recurrencia de estas catástrofes vuelvan a repetirse.


La producción y el consumo sostenibles deben ser un compromiso asumido por todos, y el compromiso de la sociedad civil, las autoridades públicas y el sector empresarial en la consecuciión de un desarrollo sostenible es esencial para garantizar el futuro de las próximas generaciones. En este contexto, voy a tratar un tema ya conocido, explotado comercialmente y por los medios de comunicación, pero aún no adoptado por la mayoría de la población: la correcta eliminación de los residuos.


El tratamiento de residuos fue instituido por la Política Nacional de Residuos Sólidos, aun en el año de 2010, con su reglamentación ocurriendo sólo en el año de 2022, la cual establece directrices relativas a la gestión integral y el manejo de residuos sólidos, priorizando la no generación de residuos sólidos, seguida de su reducción, reutilización, reciclaje, correcto tratamiento y, finalmente, la disposición final ambientalmente adecuada de los residuos.


Según el escenario diseñado por ABRELPE (asociación destinada a la creación, expansión, desarrollo y fortalecimiento del mercado de gestión de residuos), en el año de 202 cada brasileño produjo, en general, 1,043 kg de residuos al día, lo que corresponde a 224.000 toneladas diarias, generando un total aproximado de 81,8 millones de toneladas al año. Aún, según estos datos, la mayor parte de los residuos recogidos (61%) sigue siendo enviada a vertederos sin ningún tipo de separación o tratamiento, incluyendo u total de 29,7 millones de toneladas con eliminación inadecuada.


En las grandes ciudades, esta política es implementada, hay orientación para la correcta eliminación de residuos sólidos, aún mas, existe la construcción de una cultura sostenible, con la ayuda de procesos de colecta selectiva y reciclaje que garantizan esa acción. Esto es diferente de la situación en las ciudades pequeñas, donde estos pasos son anulados y los residuos son simplemente creados y dispuestos en rellenos sanitarios públicos o vertederos.


Según la nueva reglamentación de la política ya mencionada, el Decreto 10.936 del 12 de enero de 2022, los órganos y entidades de la administración pública federal, directos e indirectos, son responsables por el Programa de Recolección Selectiva Ciudadana, a través del cual deben separar los residuos reutilizables y reciclables, y destinar los residuos reutilizables y reciclables, prioritariamente, a las asociaciones y cooperativas de recolectores de materiales reciclables, un importante avance para el tema.


Hablar del tema, desarrollar acciones educativas dirigidas a concienciar a los consumidores sobre el consumo sostenible y sus responsabilidades a la hora de deshacerse de los residuos correctamente hacen parte de la educación ambiental en la gestión de residuos sólidos.


Así, este texto pretende hacer un llamamiento a la sociedad en general, la cual, con un simple acto de separar los residuos orgánicos de los recicables, contribuye para reducir la contamianción provocada por los residuos contaminados y, aún más, este acto permite generar ingresos, inclusión social y promueve la sostenibilidad en sus múltiples dimensiones.


Subrayo que los estudios e investigaciones ya han demostrado que la correcta eliminación de residuos sólidos producidos por la sociedad y las empresas repercute en la realidad local y, en consecuencia, en la sostenibilidad de todos.


Por lo tanto, impulsar nuevas dinámicas y orientar las inversiones necesarias es función de los poderes públicos, pero participar en las políticas preventivas y exigir que estas acciones se lleven a cabo es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros. Implícate en esta causa y separa tus residuos. Poner en marcha estrategias con este fin es fácil y aportará resultados a toda la comunidad.


Bibliografía:


ABRELPE. Panorama dos Resíduos Sólidos no Brasil 2022. Disponible en: https://abrelpe.org.br/download-panorama-2022/. Consultado el: 20 de septiembre de 2023.


BRASIL. Decreto Lei 11.043, de 13 de abril de 2022. Aprova o Plano Nacional de Resíduos Sólidos. Brasília, DF: Presidência da República, 2009. Disponible en: http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2019-2022/2022/decreto/D11043.htm. Consultado el: 20 de septiembre de 2023.


BRASIL. Lei 12.305, de 02 de agosto de 2010. Institui a Política Nacional de Resíduos Sólidos; altera a Lei no 9.605, de 12 de fevereiro de 1998; e dá outras providências. Brasília, DF: Presidência da República, 2009. Disponible en: https://www.planalto.gov.br/ccivil_03/_ato2007-2010/2010/lei/l12305.htm. Fecha de consulta: 20 de septiembre de 2023.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page